BÚSQUEDA POR TAGS: 

POSTS RECIENTES: 

SÍGUEME:

  • LinkedIn - Grey Circle
  • Facebook Clean Grey

Cómo programar a tu cerebro para crear hábitos

Cuando desarrollamos hábitos, creamos nuevas conexiones neuronales en nuestro cerebro, verdaderos caminos que se forman cada vez que aprendemos algo nuevo. 

 

Las conexiones son débiles entre neuronas poco usadas, pues se ha producido una poda neuronal o empobrecimiento de las neuronas, pero con el paso del tiempo y la repetición de las mismas acciones o pensamientos, estas conexiones se van reforzando y ramificando, enriqueciendo.

 

Finalmente las conexiones  de ese hábito estarán fuertes y las comunicaciones viajarán como por autopistas que llevarán nuestros pensamientos e intenciones en la nueva dirección.  Se ha creado un nuevo hábito y ahora nuestro cerebro repite esa acción en forma automática.

 

Cabe aclarar, que no es fácil, hay que tener voluntad y constancia.

 

Lo maravillo del cerebro es que como un músculo, se entrena y es totalmente plástico, de allí el concepto de la neuroplasticidad, es la capacidad que tienen nuestros cerebros de formar y reformar redes neuronales a partir de nuestras experiencias, es decir, la habilidad de moldearse con el aprendizaje. ... Una mejor comunicación entre neuronas está dada por un paso más eficiente de estas señales.

 

Cuando tú decides hacer un cambio, en realidad lo que está tratando de cambiar es la forma en que su cerebro hace sus conexiones.

Pero como su cerebro sabe de memoria cómo actuar, porque ha repetido el mismo libreto cada día durante años, hará todo lo posible para que usted regrese a los patrones regulares. Nos boicotea con diferentes excusas u olvidos. Ahí, en ese momento es cuándo más hay que seguir trabajando.

 

Esta es la razón por la cual es tan difícil romper viejos hábitos, y es también la razón por la que la gente parece tomar las mismas decisiones una y otra vez.

 

  • Paso 1 : Haz una lista de cosas que desees cambiar o lograr nuevos objetivos (pueden ser pensamientos, actividades, objetivos tangibles o intangibles).

  • Paso 2: Elige uno de ellos para comenzar a programar tu cerebro . Ejemplo quiero cambiar mi forma negativa de pensar .

  • Paso 3: Redacto una frase en positivo (lo contrario a lo que deseo cambiar ) y siempre en presente, con mi nombre y apellido. Día 1, día 2, día 3, etc: “ Yo Natalia Maciel tengo pensamientos positivos , obtengo resultados positivos para mí misma y mi alrededor “. Escribo en una hoja o PC, esa frase durante 21 días seguidos, consecutivos.

No sirve copiar y pegar, y si un solo día me olvido, vuelvo a empezar desde el día 1 nuevamente.

  • Paso 4: Al cabo de los 21 días del paso anterior, esa misma frase, la comienzo a grabar en un celular con mi propia voz, o la repito en voz alta todos los días por 21 días seguidos, consecutivos. Recuerda que si te has olvidado 1 día de hacerlo, debes comenzar desde el 1er. día. Si lo puedes hacer frente a un espejo, mucho mejor.

  • Paso 5: Continuamos siempre con la misma frase, día 1, día 2, día 3, etc:  “ Yo Natalia Maciel tengo pensamientos positivos , obtengo resultados positivos para mí misma y mi alrededor ”. Ahora luego de decir la frase en voz alta, le agregamos emociones, qué emoción siento al decirla. Las emociones hacen que se afirmen y se produzca el aprendizaje. También por 21 días seguidos.

  • Paso 6: Como no basta solo con escribir, escuchar y sentir, hay que pasar a la ACCIÓN. Siempre con la misma frase,  día 1, día 2, día 3, etc:  “ Yo Natalia Maciel tengo pensamientos positivos , obtengo resultados positivos para mí misma y mi alrededor ”. Ahora digo mi acción de hoy para acercarme a ese objetivo: Por ejemplo, juntarme con mi amiga Fernanda que es muy positiva, escuchar una canción alegre, leer un artículo o libro positivo, hacer alguna actividad o curso para cambiar mis pensamientos, etc.  Todos los días por 21 días, digo mi frase y una acción a realizar ese día.

 

Al cabo de las 4 etapas, 84 días trabajando con esa frase, el cerebro debe haber generado nuevas conexiones neuronales para ese tema y por ende ese hábito nuevo. De ahí en más debes continuar ejercitando tus pensamientos positivos pero te será mucho más fácil.

 

Recomendación : trabajar con alguien es mucho mejor, un amigo, familiar, etc,  alguien que esté en la misma energía, armonía o sintonía tuya. Dado que nos ayudan y motivan.

Envía tu tarea todos los días a alguien de tu confianza y que esté trabajando igual que tú, o crea un grupo de whatsapp, dónde todos pongan su tarea diaria, así,  si tú  te  estás olvidando, lo ves y lo haces, o los demás te ayudan, recuerdan y alientan.

Al encontrarnos con nuestros pares fomentamos nuestros conocimientos y enriquecemos el proceso de aprendizaje. Al contar con un grupo de estudio, todos podrán ayudarte y tú también podrás ayudar al resto.

 

Debemos ir manejando nuestra mente en la dirección contraria a la que veníamos, obligando al cerebro a crear nuevas vías neuronales ahora apuntando hacia los hábitos deseados. Su cerebro es capaz de hacerlo, pero como a los niños pequeños a veces hay que mostrarle repetidas veces la manera en que usted quiere hacer las cosas, para que sepa hacia dónde apuntar.

 

 

Natalia Jesica Maciel

Neurocoach, Experta Recursos Humanos,  Neurociencias e Inteligencia Emocional y PNL.

Oradora y Conferencista Motivacional.

Neuquén, Argentina.                 

 

 

 

 

                                        

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

27/09/2019

Please reload

© 2017 vb.estrategia Derechos Reservados.

  • Facebook - Grey Circle
  • LinkedIn - Grey Circle