BÚSQUEDA POR TAGS: 

POSTS RECIENTES: 

SÍGUEME:

  • LinkedIn - Grey Circle
  • Facebook Clean Grey

Ni Muy Muy NI Tan Tan: Vagones Rosas

Si separar vagones exclusivamente para mujeres en el transporte público fuera una medida eficiente, después de estos años ya no habría feminicidios ni acosos, si realmente fuera una solución contra la agresión de género, el transporte público en México sería La La Land. Copiarían el modelo en otras partes del mundo para resolver múltiples conflictos, por ejemplo: en Jerusalén, vagones exclusivos para palestinos y vagones exclusivos para judíos; en Texas los separarían entre latinoamericanos y estadounidenses; en Guanajuato habría transportes exclusivos para homosexuales en dónde los heterosexuales se sentirían seguros y aislados y... por supuesto; en Harlem harían lo mismo para dividir los asientos entre ‘negros’ y blancos... ¡Un momento! Eso sucedía en el siglo pasado. Hagamos una pausa, ¡tal vez retroceder sea la solución a todo! Separémonos, dividámonos, pensemos más grande. Las posibilidades son infinitas: una colonia donde sólo puedan estar los mormones, otra exclusiva de guadalupanos, una colonia más de puros ateos puros, ¡es más!, un continente sin hombres y un continente sin mujeres... ¿a poco no sería un paraíso?... sobre todo para el fundamentalismo per se.

 

¿Significa que después de tantos logros humanitarios para generar leyes incluyentes, al gobierno se le ocurrió que sería una buena idea aplicar una medida excluyente, separatista y regresiva? ¿Será eso posible? ¿Será posible que aún exista quién aplauda esta medida? ¿Será que todos los hombres somos acosadores peligrosos lascivos que merecemos estar detrás de una jaula con una máquina de toques eléctricos en los testículos?... ¿Será que todas las mujeres son débiles, indefensas, inútiles, incapaces, sin la inteligencia para ser empresarias, artistas, Presidentes o Líderes Sindicales, y necesitan distancia kilométrica de todos los hombres? ¿Será?... Entonces si sabemos la respuesta, por qué aplaudimos y fomentamos estas medidas, que son una placebo contra un mal mayor, es como querer atacar la consecuencia y no la causa.

 

Se me ocurre una locura, no sé si funcione, pero mi instinto me dice que tal vez sería mejor si aprendemos a convivir y compartir juntos en todos los espacios públicos, hombres y mujeres, violetas y púrpuras, zurdos y diestros; y qué tal si se destituyeran e investigaran a los funcionarios y servidores públicos del Estado de México, Veracruz, Puebla, Chihuahua, Sinaloa, Tamaulipas, Sonora, Chiapas, Guerrero, Oaxaca... que no han sabido resolver ni prevenir por incapacidad o por complicidad, los múltiples feminicidios que tiñen de indignación y dolor al país; qué tal si los contenidos de las telenovelas que se transmiten en televisión abierta mexicana, que llega hasta las comunidades más rurales -donde no hay acceso a Netflix o HBO-, tuvieran guionistas que dignificaran a la mujer y no la trataran como objeto, qué tal si de paso en esos programas de televisión abierta pusieran de vez en cuando como protagonista y pudiente a alguien de rasgos indígenas. Y también está el otro lado de la moneda: qué tal si las feministas radicales dejaran de llamarle acoso a cualquier

mirada o cortejo de acuerdo a su conveniencia, necesidad de protagonismo o interpretación.

 

Voy a mencionar algo que podría parecer un pleonasmo, sin embargo, si aún hay medidas como la de los vagones exclusivos para mujeres, tal vez sea necesario hacer hincapié en este pleonasmo, reiterativo, redundante, obvio y repetitivo: “Separar y dividir, genera y fomenta más separación y división”.

 

Twitter: @ElVictorSalcido 

 

Fotografía: Jorge Chincoya 

 

El Víctor Salcido es un pasajero del planeta, en esta encarnación ha decidido ser escritor, guionista, dramaturgo, director y músico, también estudió la licenciatura en economía y ocasionalmente descansa. Goza de buena salud. En algunas ocasiones ha sido favorecido por el criterio de los jueces y ha ganado diversos premios y reconocimientos entre los que destacan el IMCINE, FONCA, Helénico, CONACULTA, Tierra Adentro, Diosas de Plata, ACPT, Festival de Cine de Tour Francés, Macabro y otros. Ha dirigido actores de gran trayectoria y reconocimiento como Silverio Palacios, Roberto Sosa, Anna Ciocchetti, Hugo Albores, Antonio Monroi, Vanessa Bauche, Jaime López, Evangelina Martínez, por mencionar algunos. Su pasión musical lo ha llevado a ser el vocalista y compositor de la banda precursora de Breaking Rock, “La MetAzul”, la cuál es producida por el premiado productor y diseñador sonoro Ricardo Arteaga, además de tener la colaboración especial de los músicos invitados: Ely Morán, Carlos Capilla, Luis Jorge Vázquez, Carlos Vergara y el icónico Armando Vega Gil.

El Víctor Salcido será colaborador en este espacio con la columna “Ni Muy Muy Ni Tan Tan”. 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

27/09/2019

Please reload

© 2017 vb.estrategia Derechos Reservados.

  • Facebook - Grey Circle
  • LinkedIn - Grey Circle